diciembre 3, 2021

Single y Double Heel Rise Test

Tanto el Single Heel Rise Test como el Double Rise Test, son grandes ayudantes en el momento de evaluar a un paciente y conocer la función del músculo tibial posterior.

Ambas son pruebas válidas a nivel científico para valorar la disfunción del tibial posterior y  pueden facilitar nuestro diagnóstico en pie plano (flexible, semi-flexible o rígido).

La prueba consiste en colocar al paciente en carga y pedir que se ponga de puntillas. Con un pie (Single Heel Rise Test), con ambos pies (Double Heel Rise Test). En este momento debemos observar el movimiento del hueso calcaneo del pie, (nuestra valoración suele ser posterior). Si al ponerse de puntillas, el calcáneo no cambia su posición inicial de valgo a varo, (retropié pronado a restropie supinado) significa que el musculo tibial posterior está dañado o no está en buen estado, por ello daríamos el test como positivo.

En el caso en el que el calcáneo realice el movimiento esperado de pronación a supinación o de valgo a varo, indicaríamos el resultado del test negativo, cuyo significado indica que el musculo tibial posterior no presenta daños.

Deja un comentario