Loading...

Torsiones tibiales y femorales

Estudio de la pisada
Torsiones tibiales y femorales

La medición de los movimientos tibiales y femorales, la hiperlaxitud, falta de tono muscular o descompensación de fuerzas a nivel de miembro inferior afectan directamente al pie.

Sobre torsiones tibiales y femorales

El paciente puede valorarse en carga o descarga. En carga realizamos una posición lo más natural posible, PRCA, posición relajada del calcáneo en apoyo. Las cargas afectan directamente a retropié, así como las rotaciones femorales o tibiales.

Las rotaciones internas tibiales o femorales afectan directamente al movimiento de pronación de nuestra articulación subastragalina. Cuando las rotaciones son hacia exterior lo común es que el retropié rote hacia exterior, pero durante la marcha se produce un uso excesivo de la zona interna del pie, por lo que suele producirse una situación de pronación mantenida y aumento del Angulo de Fick o marcha en abducción.

Factores musculares importantes a considerar son la espasticidad o aumento de tono muscular, responsable de alteraciones durante la marcha o neurológicas. La paresia o disminución del tono de un musculo debido a perdida de fuerza también es una característica fundamental para valorar la pisada. Según estas dos condiciones, o en función de si los músculos de ASA está espásticos o parésicos, y sean pronadores o supinadores, influirán totalmente en la posición del pie.

La hipermovilidad muscular es una de las fundamentales causas de lesiones a nivel de miembro inferior.

Últimas noticias

Desde la clínica Sánchez Doblado le mantendremos informado de las ultimas noticias relacionadas con el pie

!Hola